Reportajes

Presa de El Gasco

La presa de El Gasco, el monumental proyecto del S.XVIII

De finales del s. XVIII, es patrimonio histórico de Las Rozas, Torrelodones y Galapagar, en el noroeste de Madrid.

El proyecto consistía en un canal navegable de 771 km, que hubiese unido fluvialmente la submeseta Sur con el océano Atlántico.

Los tres municipios comparten una joya arquitectónica de un polémico megaproyecto auspiciado por  Carlos III y que hubiera finalizado Carlos IV

Proyectado con 93 metros, el lienzo de la presa tiene una altura de 53 metros y 251 de longitud y habría marcado un hito en su época.

La presa fue levantada con una técnica arcaica, heredada de los romanos, sobre muros transversales de mampostería asentados con mortero y rellenando los huecos con materiales sueltos

Justo al inicio del verano de 2017 la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, asistió a la firma de un convenio entre los alcaldes de Las Rozas, José de la Uz; Torrelodones, Elena Biurrun; y Galapagar, Daniel Pérez, para la identificación y catalogación de los elementos de la Presa del Gasco del S. XVIII y el Canal del Guadarrama para que sean declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

El objetivo del convenio era establecer un marco de colaboración entre los ayuntamientos para contratar estos trabajos de localización y catalogación con el fin de que sean declarados BIC y, protegerlos y ponerlos en valor para promocionar y difundir esta obra”. Hoy en día, ese proyecto está paralizado.

La Presa del Gasco y el Canal del Guadarrama es una infraestructura hidráulica que se encuentra dentro del Parque Regional del curso medio del río Guadarrama y que tiene 22 kilómetros de longitud. Discurre por estos tres municipios y constituye “una parte importante del patrimonio cultural madrileño”, como destacó la directora general de Patrimonio Cultural.

Levantada para acumular aguas del río Guadarrama, nunca llegó a terminarse. Una gran tormenta derribó parte del muro dejando patente su frágil construcción

Conectar Madrid con Sevilla fluvialmente

La Presa del Gasco es una construcción incompleta de finales del siglo XVIII de aproximadamente 60 metros de altura que y era la cabecera de un magno proyecto que pretendía conectar Madrid con Sevilla y está vinculada a la construcción del Canal del Guadarrama.

El proyecto consistía en un canal navegable de 771 km, que, salvando un desnivel de 700 m, hubiese unido fluvialmente la submeseta Sur con el Océano Atlántico, comunicando las aguas de cuatro ríos principales: el Guadarrama (origen), el Manzanares (en  Madrid), el Tajo (en Aranjuez ) y el Guadalquivir (por Sevilla). Madrid y Aranjuez, reales sitios, estarían unidos por una vía más rápida que la terrestre, y ambos con Sevilla, desde donde se llegaría fácilmente al océano, dada la navegabilidad del Guadalquivir en ese tramo.

Hito de la ingenieria

La Presa del Gasco comenzó a construirse en 1787 y después de doce años de duros trabajos, una tormenta de primavera derrumbó parte del muro cuando se llevaban levantados 53 metros. En su momento iba a ser la presa más alta del mundo, con una alzad de 93 metros.

Finalmente, de este proyecto llevado a cabo por el ingeniero Carlos Lemaur y sus hijos, no se llevó a cabo más que las obras de construcción de la presa y de algunos de los tramos del Canal del Guadarrama. El megaproyecto estuvo marcados por las adversidades. A la coyuntura económica adversa  que condicionó los plazos de ejecución, se añadió una epidemia de paludismo que acabó con la vida de numerosos trabajadores, presidiarios que cumplían su condena. Los prisioneros habían reemplazado a los soldados que fueron quienes en un principio acometieron las tareas de construcción a fin de abaratar los costes del proyecto. 

El Guadarrama transcurre bajo los inmensos 72 metros de piedra y a través del túnel con bóveda de cañón de su base da a un gigantesco aliviadero.

Carlos Lemaur, el ingenio tras la obra

Carlos Lemaur y Burriel (Montmirail, Champagne, Francia, 1 de enero de 1724- Madrid, 25 de noviembre de 1785) fue un ingeniero militar y arquitecto formado en Francia y reclutado por el rey Fernando VI de España para incorporarse a las obras emprendidas por los Borbones en España a partir de 1750. Participó de manera relevante en proyectos de canales navegables como el Canal de Castilla y el Canal de Guadarrama, así como en caminos reales, sobre todo bajo el reinado de Carlos III.  Es a este ingeniero al  que se le atribuye el diseño de la Presa del Gasco, aunque su proyecto era más ambicioso y pretendía elevar la presa casi al ras del valle en el que se encuentra. Lemaur proyectó y construyó el Palacio Rajoy en Santiago de Compostela y la portada principal de la catedral de Lugo. También participó en el diseño urbano de nuevas poblaciones en Sierra Morena, muy probablemente en La Carolina, Jaén. Además escribió libros sobre matemáticas y astronomía y tradujo del francés libros técnicos y científicos.

Carlos Lemaur y Burriel, Ingeniero militar y arquitecto 1724-1785

Un reto basado en  técnicas arcaicas…

Diseñada con 93 metros, de la presa del Gasco sólo se conserva un lienzo de 53 metros de altura y 251 de longitud. La anchura oscila entre los 72 metros de la parte superior y los cuatro de la base.

La presa fue levantada adoptando una técnica arcaica -heredada de los romanos- sobre muros transversales de mampostería asentados con mortero, rellenando los huecos con materiales sueltos.

El lienzo meridional se encuentra arruinado, tras el derrumbe sufrido en 1799, que dejó al descubierto sus juntas laterales y muros transversales. El paramento de aguas arriba o septentrional, con un ángulo de 60º, es un formidable lienzo de piedra cubierta de musgos y otras plantas en los intersticios, que la han convertido en un jardín colgante. Sobre la coronación de la presa hay encinas y pinos, y quedan restos de la cal usada para el mortero, actualmente petrificada.

Todo el conjunto está construido en mampostería de piedra de granito, el material más a mano, al igual que otras edificaciones situadas cerca de su enclave, como los pabellones que sirvieron de residencia a los ingenieros. En las inmediaciones laterales de la presa observamos canteras y graveras de las que se extraía el material necesario para las obras. También quedan algunos restos de los 26 km de canal que se llegaron a construir.

Aguas abajo se conservan diferentes vestigios del tramo inicial del Canal del Guadarrama, dentro del término de Las Rozas de Madrid. El ayuntamiento de este municipio ha acondicionado con fines recreativos y deportivos algunos de estos restos, situados en el Parque de la Dehesa de Navalcarbón.

El Guadarrama transcurre bajo los inmensos 72 metros de piedra y a través del túnel con bóveda de cañón de su base da a un gigantesco aliviadero.

Los historiadores expertos en ingeniería creen que de haberse acabado la presa habría tenido un final mucho más trágico cuando en embalse se hubiera llenado

Dudas sobre su fiabilidad…Que podrían conducir al desastre

Según la historiadora Teresa Sánchez Lázaro, la presa estaba mal proyectada, pero exculpa a Carlos Lemaur, y carga las tintas contra sus hijos. La autora sostiene que el derrumbe provocado por la tormenta fue el mejor final posible para la aventura y que, dada la geometría de su sección, la Presa de El Gasco se hubiese venido abajo antes o después, incluso en pleno periodo de construcción. Esto viene a confirmar las dudas que ya se produjeron en el momento del levantamiento de la obra. Si se hubiera terminado y embalsado el agua, habría causado un desastre mayor, porque no podemos saber durante cuanto tiempo hubiese aguantado la presa la presión hidrostática.

Posiblemente los hijos del ingeniero usaron una técnica constructiva demasiado simple para una presa de tan enormes dimensiones. Hoy formaría parte de esos documentales televisivos sobre “desastres de la ingeniería”

Imágenes de la presa de El Gasco

Acerca del autor

Redacción Información y Ocio